Estreno: Rápidos y Furiosos 8



El pasado martes 11 de abril fuimos invitados a la avant premiere de Rápidos y Furiosos 8 en el IMAX Theatre de Vicente López. La ambientación del lugar estaba bien lograda, con vallas de contención y neumáticos por doquier. a los que se les sumaban algunos barriles de aceite. Tuvimos la oportunidad de probar dos simuladores de manejo con el Charger 70 supercargado emblemático de la saga (aunque solo se podía jugar en automático; Toretto no estaría orgulloso) en una butaca estilo de competición, volante G27 y con Oculus Rift, todo en una PC con Assetto Corsa, donde dos jugadores corrían una especie de cuarto de milla desde la largada del circuito 12 del Galvez a la primera curva. También se sortearon 3 kits de prensa para todos en la sala.



Suena un poco cansador que una saga de películas de acción tenga una octava entrega, aunque la saga se divida en dos partes: la era de las carreras callejeras (Rápido y Furioso 1,2 y 3) y la saga de heists fantasiosas en que se convirtió la franquicia a partir de la cuarta película. Si vamos a ver Rápidos y Furiosos 8 como una película de carreras de autos nos podemos levantar e irnos del cine a los 15’ de su comienzo, ya que la única carrera de la película toma lugar en el prólogo de la misma, el cual ocurre en Cuba e introduce nuevos personajes, entre ellos la principal antagonista —el personaje de Charlize Theron— que es casualmente el personaje más aburrido y tal vez peor escrito de la película: sus líneas son clichés y no logran convencer del todo.

Posteriormente vemos a Hobbs (Dwayne Johnson) reclutando a Toretto (Vin Diesel) y a su equipo para un nuevo trabajo. Toretto, que trabaja por su cuenta para Cypher (Charlize Theron), traiciona a Hobbs y a su equipo, dejando a este para ser capturado por la policía. En el ingreso a la cárcel aparece Mr. Nobody (Kurt Russell) esta vez con un aprendiz, aquí se introduce el nuevo personaje interpretado por Scott Eastwood. Ambos personajes quieren hacer un trato con Hobbs. También regresa a la saga Ian Shaw (Jason Statham), el principal antagonista de Rápidos y Furiosos 7.

En una escena de huida de cárcel llena de acción podemos ver a The Rock haciendo lo que mejor sabe hacer: romper a los simples mortales como si fueran escarbadientes, recibir balas de goma y tumbar guardias de a tres, y sumado a todo esto persigue a Shaw, quien se abre paso entre el caos de presidiarios y guardias mediante parkour. Saltamos al equipo de siempre menos Brian O’Conner y Mia Toretto, con la adición de Shaw, esta vez trabajando del lado de los buenos; sin embargo el momento en familia dura poco ya que mientras intentan localizar a Cypher y Toretto, ellos mismos están haciendo un ataque sorpresa donde se encuentran los protagonistas, y aquí es donde realmente empieza la película.


Rápidos y Furiosos 8 es una película llena de acción. Por suerte no cometieron el mismo error que en la anterior, la cual tenía escenas de acción excelentes durante toda la película y después un final aburrido. Esta última entrega, si bien tiene sus momentos emotivos y graciosos, no es una obra de arte ni va a cambiar el modo en que vemos el mundo, simplemente es una gran película de acción, desde la carrera del principio hasta la escena de la cárcel, una persecución por la gran ciudad de Nueva York y el motivo por el que todos los que vieron el trailer van a ir a verla: la escena del submarino. La química entre los personajes se encuentra intacta, tanto el aprendiz de Mr. Nobody como el personaje de Shaw se integran muy bien al grupo y nos recuerdan que a pesar de los disparos, tanques y explosiones, Rápido y Furioso ya no es sobre carreras callejeras de autos con neón, colores chillones y alerones gigantes, es sobre la familia. Así que si están buscando un retorno a las primeras, Toretto 8 no va a satisfacerlos; pero si les gustaron las ultimas 3 entregas, no se van defraudar. Adicionalmente, no hace falta haber visto las otras 7 para disfrutarla, es una película que hace pocas referencias a las anteriores de la saga, pero las que se incluyen están muy bien usadas, no se sienten forzadas y, en el caso de que no hayamos visto las anteriores, simplemente van a parecer un diálogo común y corriente.




Cobertura por Matías Puga @ThatPBloke – Edición por Belén Perrone y Dalma Kuljis Barbeito @daal218

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.