Reseña - Thimbleweed Park

No era polvo, es naftalina.


⏩ Tres años pasaron desde el día en que despertamos y nos enteramos que Ron Gilbert, David Fox y Gary Winnick se habían puesto en campaña para crear la aventura gráfica que hoy está en boca de todos. Tras su exitoso Kickstarter, el miedo a que se convirtiese en un caso como el de Broken Age crecía y crecía, al igual que nuestras expectativas.

Ni bien empezamos, tenemos una vaga idea de lo que vamos a esperar. Un caso de homicidio con elementos sobrenaturales al mejor estilo Twin Peaks, The X-Files o True Detective. De entrada vemos que no se durmieron en los laureles desde el Kickstarter, pudiendo apreciar un paisaje muchísimo más detallado del que se mostraba en los primeros trailers – aunque sin perder el encanto retro al que habían apelado en primera instancia. La jugabilidad no es ninguna novedad, tiene el formato estándar de la mayoría de los títulos desarrollados durante la edad de oro de las aventuras gráficas: mucho mouse, poco teclado, e interacción con la historia a través de una lista de verbos y un inventario sin límites.



Esta secuela espiritual de Monkey Island y Maniac Mansion, que a su vez comparte universo con este último, nos lleva 30 años al pasado, y es acá donde el punto más fuerte del juego empieza a patear: el diseño; El juego cuenta con dos modos de dificultad, ambos con un diseño de puzzles tan exquisito que deja satisfechos tanto a veteranos como a jugadores no familiarizados con el género. Y si bien la cantidad de referencias a cosas que ocurrieron antes de 1987 (algunas de las cuales se vinculan a la resolución de los acertijos) junto al constante bombardeo de menciones a la era dorada de las aventuras gráficas son capaces de saturar a cualquiera, la verdad es que rara vez te encontrás aburrido dentro del juego, contás con un mapa bastante amplio, lleno de locaciones por explorar y que en más de una ocasión consiguen hasta hacerte olvidar que se trata de un juego con una historia lineal, ya sea que uno se quede recolectando motas de polvo, explorando las bibliotecas o llamando a todos los nombres resaltados en negrita para oír los mensajes de voz que pudieron aportar ciertos backers del crowdfunding.



En lo que respecta a la historia, el magistral manejo del medio a través del cual se cuenta consigue volver memorable algo que de otra forma sería mediocre. Es debatible qué aspectos de la historia pueden considerarse brillantes y cuáles no, particularmente conforme nos vamos acercando hacia el final del juego. Lo innegable es que el OST compuesto por Steve Kirk supo adecuarse al ambiente a la perfección, destacando los sustos que uno se pega cada vez que suena un violín.



Para ir cerrando, Thimbleweed Park es un título imperdible que invita a los más acalorados debates entre fanáticos del género. Si bien muchos percibirán humor donde otros solo olerán naftalina, es un título muy bien construido que merece ser comprado a menos de 20 verdes.

Calificación:
80s de 100.

Ficha Técnica
  • Plataforma: PC (Linux, Microsoft Windows, OS X), iOS, Android, Xbox One, PlayStation 4
  • Idioma: Inglés (Subtítulos en multilenguaje. Incluye el español.)
  • Género: Aventura Gráfica Point 'n Click
  • Desarrollador: Terrible Toybox
  • Lanzamiento: 30 de marzo de 2017
  • Precio: USD$ 19,99
  • Sitio Web: thimbleweedpark.com
  •  Jugadores: 1 Jugador.
  •  

⏩ Texto por por Solowi @_daijoubanai – Edición por Dalma Kuljis Barbeito y Belén Perrone

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.