Reseña - ACCEL WORLD VS. SWORD ART ONLINE

"Cuando el hambre y las ganas de comer se juntan"


⏩ Accel World vs. Sword Art Online, de Studio ArtDink y distribuido por Bandai Namco, es un RPG de acción que nos sumerge en un mundo MMORPG virtual en el que si nuestro personaje muere, también lo hace su usuario. Esa premisa pertenece a ambos mundos (SAO Y AW), y se despliega al máximo en esta historia en la que Yui, un hada mágica muy unida a Kirito, es secuestrada por una misteriosa presencia que se hace llamar Persona Vabel. A partir de ese punto se abrirá una brecha entre ambos mundos y los personajes de ambos juegos se unirán para derrotar a los 7 Reyes de Accel World para rescatarla y devolver el orden a este mundo virtual.


Texto por Rodrigo Scarlata | Edición por Belén Perrone y Dalma Kuljis Barbeito


Con nuestra party de 3, podremos recorrer un inmenso mundo de enemigos voladores y lugares que se parecen entre sí.
Desde un primer momento, el juego asume que estamos familiarizados con la trama de ambas franquicias, ya que en el proceso explica poco de lo que sucedió antes en la historia (al punto de que hay reencuentros entre viejos amigos y jamás se explica por qué se fueron ni por qué tienen la relación que tienen con los personajes actuales) y la trama solo se mueve hacia adelante, sin dar respiro. Esto es a la vez bueno y malo: bueno porque no da demasiadas vueltas en el desarrollo de la historia y es bastante a los bifes, pero malo porque nos quedamos en ayunas en el 90% de las referencias, y eso nos aleja mucho a la hora de involucrarnos con los personajes, ya que el juego nos obliga a aceptarlos como son sin dar demasiadas explicaciones.

No te preocupes, nosotros estamos en la misma.
Desde el apartado historia básicamente no hay mucho más, en el transcurso de la misma descubriremos varios giros y veremos cómo ciertos personajes cambian de bando, sorprendiéndonos con traiciones y alianzas inesperadas. La historia de por sí se desarrolla de dos formas: una primera forma en la ciudad principal, donde aceptaremos misiones secundarias, compraremos armas e ítems y mejoraremos nuestro equipamiento. A su vez, la ciudad contará con varios NPCs que nos brindarán información valiosa sobre quests secretas o ítems escondidos (esta información la veremos en amarillo en el cuadro de texto). Pero aunque la fachada nos hace creer que la profundidad del juego es enorme, no es así, ya que las quests son bastante lineales en general y las recompensas no suelen estar al nivel de los ítems que encontramos y mejoramos en el camino.

Con respecto a la segunda forma en la que se desarrolla la historia, esta será en el mundo abierto, donde nuestra party de tres personajes volará y correrá por el mundo matando enemigos posicionados por el mapa hasta que en algún momento demos con una quest o con las sudden quests. Esto último se siente como una idea desperdiciada, porque en primera instancia nos tira el concepto que si recorremos lo suficiente el mapa, encontraremos diferentes misiones sorpresa que se desarrollarán con una cuenta regresiva y nos pedirá completar algún requisito específico, como matar X cantidad de enemigos específicos o coleccionar una cantidad específica de ítems. Lo malo de esto es que la variedad es casi nula y no se aleja mucho de estos dos ejemplos, volviéndose repetitivas al punto de que en un momento las ignoramos, ya que no nos traen ningún tipo de penalización y la recompensa no suele ser más que unas monedas y un poco de experiencia.

Los ultra imprecisos controles de vuelo harán que nos cuestionemos la existencia de un Dios benevolente.
El gameplay es básicamente “lo que ves es lo que es”, es decir, en este RPG de acción manejaremos a uno de los tres integrantes de nuestra party, cada uno con habilidades exclusivas asignadas a una combinación de botones que podemos customizar a gusto (por ejemplo R1+X hace un poder específico y R1+▲ hace otro). También contaremos con una barra de switch que al completarla (matando enemigos) nos permitirá hacer un ataque tándem con dos personajes de la party, y al finalizar el ataque nos quedaremos controlando el personaje con el que combinamos el ataque. Esto también parece algo bueno pero, como la mayoría de las técnicas de combate, quedan relegadas por el combate básico, ya que si nos mantenemos con los combos básicos que ejecutaremos con el cuadrado y el triángulo alternativamente, jamás perderemos. El juego cuenta con muchas mecánicas que suenan entretenidas y desafiantes, pero la inteligencia artificial jamás nos exige lo suficiente como para obligarnos a cambiar de estrategia, por lo que podemos terminar el juego solo ejecutando combos básicos y sin adentrarnos en ninguna de las demás mecánicas de combate.


El "Switch Attack" nos permitirá cambiar de personaje en pleno combo, ejecutando un golpe que dejara a nuestro enemigo vulnerable.
Visualmente es aceptable, pero las animaciones no poseen efectos de sonido, por lo que cada vez que aparezca una escena de historia, nos encontraremos distraídos viendo lo incómodo que se desarrolla todo sin un solo efecto de sonido. Así es, no se escuchan pasos, explosiones, ni siquiera viento, solo las voces de los personajes. Y esto nos lleva a otro apartado desperdiciado, ya que el juego nos pedirá continuamente que recopilemos información y mantengamos larguísimas charlas con casi todos los personajes con los que nos encontramos, pero estas charlas serán texto y voces con stills de los personajes moviendo levemente los labios y cambiando de cuando en cuando de expresión, lo que hace que charlas de 15 minutos se sientan como parlamentos de 800 páginas.

Accel World Vs. Sword Art Online nos brindará más de 50 horas de juego y una plantilla de más de 60 personajes, pero este extenso rooster se siente innecesario, ya que nos quedaremos siempre con los mismos personajes, porque cada personaje nuevo que nos encontremos estará en un nivel mucho más bajo que el nuestro, por lo que se siente innecesario forzarnos a subir de nivel a cada personaje cuando ya a esa altura nuestra party es sólida y bien constituida.

El modo online ofrecerá un pequeño cambio de ritmo: podremos acceder a la ciudad pero veremos a otros personajes pululando por el lugar, los cuales podrán invitarnos a quests específicas para derrotar a jefes ya derrotados para poder exprimir hasta el último loot que nos den. En sí el online es entretenido y nos permitirá usar cualquier personaje que hayamos destrabado, así como mantener el nivel al que lo hayamos llevado, pero como el resto del juego, es divertido por un rato y luego se vuelve repetitivo.

En el modo online estamos más solos que Geralt el día del padre.
Accel World vs. Sword Art Online nos ofrece un intenso RPG con una historia muy bien pensada y desarrollada, pero la motivación que recibimos en el juego para seguir adelante es casi nula, al punto que se siente que dos equipos distintos se encargaron del juego (uno de la historia y otro del gameplay) y jamás encontraron el punto exacto para fusionar ambos aspectos. Por momentos nos vemos motivados a seguir solo por la historia y la cantidad de diálogos que se esforzaron en construir, pero el gameplay comete el peor pecado que un RPG puede cometer: aburrir.

Veredicto: SOLO para fanáticos en serio



Ficha técnica:

  • Plataforma: PlayStation 4, PS VITA
  • Género: RPG de Acción
  • Desarrollador: Studio Artdink
  • Distribuidor: Bandai Namco
  • Lanzamiento: 7 de Julio de 2017
  • Precio: USD$ 59,99
  • Sitio Web: www.swordartonline-game.com
  • Jugadores: Online hasta 16 jugadores

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.