Reseña - FIFA 18


■ FIFA llega nuevamente a nuestras consolas este año y te contamos cuáles son las características que lo transforman otra vez en el mejor juego de fútbol. Mejoras en la jugabilidad, en el motor gráfico y en los modos de juego hacen que FIFA 18 se diferencie de la entrega anterior sin tener que retocar demasiado.


Análisis por Axel Anzoleaga | Edición por Alejandro Anzoleaga.



La jugabilidad no se negocia

Como ocurre en todos los años, EA Sports hace mucho hincapié en que el modo de jugar a la pelota no falle. Para lograr eso, entrega tras entrega va mejorando la jugabilidad entorno a una "manualización" del juego. Si bien en FIFA 18 no se notan demasiados los cambios, como suele ocurrirnos todos los años, a medida de que vamos jugando observamos que ahora nos cuesta "un poquito más" funciones tan simples como dar un pase al pie del compañero o tirar un centro desde lejos.

video

También es notoria la dificultad que podremos tener a la hora de defender, ya que el juego está más pensado en la elaboración de jugadas que en la destrucción de la misma. Con esto, notamos que hay movimientos de los jugadores que se asemejan más a la vida real como nunca antes visto. Ahora, un jugador que viene con pelota dominada y en velocidad es difícil de parar si te la tira larga por un costado, por citar un ejemplo.

En esta nueva entrega, es clave serenarse y pensar bien cada acción antes de mandarse como un loco, tanto en el ataque como en la defensa. Por ejemplo, si uno va a los tumbos tocando siempre con una deliberada verticalidad y sólo con el afán de ir para adelante, es muy probable que rápidamente pierda la pelota. En cambio, si uno construye la jugada, si lateraliza, si vuelve a empezar desde los defensores y el arquero (el famoso "pase atrás" que tanto nos desespera a los hinchas en la cancha es clave en el juego) es muy probable que consiga más situaciones de gol.

video

Mismo es el caso para defender: hay que esperar al momento justo para meter el pie. Si lo tuyo es presionar e ir a buscar al atacante con tres defensores al mismo tiempo, estás perdido. Con un simple movimiento o pase, el ataque contrario puede lograr que tu defensa se parta en dos muy fácilmente.

En cuanto a la táctica, los equipos saben a qué juegan. No es lo mismo enfrentar al River de Gallardo, el cual te presiona arriba y siempre busca el arco contrario, proporcionando así muchos espacios para una posible contra, que luchar con el Tigre de Caruso Lombardi. Este último equipo te hará la vida imposible, ya que se cierra atrás y se para bien en cada línea, obligándote a construir cada jugada con mucha paciencia.

Sin embargo, la mayor novedad en cuanto a la jugabilidad la observamos en algo tan simple como en los cambios. ¿Por qué decimos esto? Porque ahora el mismo juego te da la posibilidad de realizar una sustitución de jugadores rápida y casi automática. En el medio del partido y según la posición del jugador y su nivel de cansancio, podrás realizar un cambio sin tener que entrar al menú, lo que agiliza demasiado el juego.


El Trayecto en la Carrera

Si hablamos de los modos de juego y si hablamos de mejoras y novedades, no podemos dejar de lado el día a día en la vida de un DT o el regreso de Alex Hunter. En el primer caso, el Modo Carrera ha sufrido variaciones más que positivas. Ahora las negociaciones en el mercado de pases son interactivas, en las cuales uno se sienta ante un representante, director técnico o jugador y defiende su postura o accede ante las pretensiones de los demás. Un dato innovador es la inclusión de cláusulas de recisión en los contratos de jugadores, las cuales hacen más interesante a estas negociaciones. Pero también cabe destacar que, si por alguna razón no queremos interactuar en las negociaciones, ahora se le puede delegar estas cuestiones al segundo entrenador, predefiniendo de antemano valores mínimos y topes financieros.


Con respecto al Modo Trayecto, este año ha mejorado muchísimo y EA Sports puede estar orgulloso de decir que lograron un verdadero modo historia. Ahora se puede personalizar de manera completa la vestimenta casual de Alex Hunter, como así también su apariencia, eligiendo los cortes de pelo o la inclusión de tatuajes en todo el cuerpo.


También el uniforme es parte de esto, ya que se puede modificar al ir desbloqueando botines o diferentes accesorios. Para esto, hay que ir ganando una serie de objetivos que se proponen en cada capítulo o bien sumando seguidores en las redes sociales, dependiendo eso también de la personalidad que uno elige para Hunter. Además, la inclusión de personalidades de este deporte en las animaciones como Cristiano, Tity Henri o Rio Ferdinand con sus voces originales, le da un toque magistral de realismo a la cuestión. Más allá de todas estas innovaciones, hay que destacar que ahora hay decisiones claves que tornará la vida de Alex para un lado o para otro en cuanto a su carrera como futbolista.


Y si hablamos de los modos clásicos como el Ultimate Team o el Clubes Pro, hay que decir que este año sólo traen pequeñas novedades. En el FUT se puede observar la inclusión de leyendas al estilo de Maradona o Pelé y la novedad de los Squad Battles, equipos a los que se puede enfrentar offline. Con respecto al modo online del juego, el principal nuevo detalle es que ahora en tu Club Pro podés tener a mano tres tipos de puestos para elegir antes de cada partido, agilizando así la edición de tu player cuando querés cambiar de posición.


De gráficos somos

Si hay algún detalle que FIFA no puede dejar pasar es la visualización del juego. Como mejoras en este aspecto notamos que este año se mejoró mucho el contexto en los partidos, con variadas animaciones tanto en los jugadores, como en los DT's o los hinchas. Las expresiones faciales denotan una mayora realidad en las caras de los jugadores y las cinemáticas de los inicios de los partidos o en el transcurso del mismo son tan buenas que no te dan ganas de omitirlas.


Aunque es preciso aclarar que hay pequeños detalles en los que queda margen de mejora, como en los contrastes en la iluminación de los diferentes estadios o algunas fallas en el recorrido de la pelota, como cuando impacta en la red, por ejemplo. Sin embargo, junto a la jugabilidad, los gráficos de esta edición hacen que este juego se asemeje cada vez más a la realidad futbolera.

Conclusión

Si bien no se aprecian demasiados cambios con respecto a la entrega anterior, FIFA 18 nos trae mejoras en torno a la jugabilidad y el aspecto visual, respetando el novedoso motor gráfico con el que FIFA 17 revolucionó al mercado. También se destaca la innovación de contenido en los diferentes modos, destacando por sobre todos al Carrerra y El Trayecto.

■ Pros
-Mayor realismo en la jugabilidad; requiere más concentración del jugador en las diferentes acciones del juego.
-Modos Carrera y El Trayecto muy entretenidos; buena inclusión de cinemáticas y animaciones inteactivas.

■ Contras
-Se debe mejorar en la iluminación; los contrastes de luces y sombras entre los estadios y las camisetas impiden una correcta visión del juego.
-Se deben corregir algunos bugs gráficos, como cuando la pelota toca la red al ingresar al arco.

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.